Herpes Ocular

¿Qué es el Herpes Ocular?

El herpes es un virus que se transmite de persona a persona y que una vez haya infectado a un paciente permanece en él de por vida produciendo periodos de enfermedad y de recuperación. Este virus puede afectar muchas partes de cuerpo y en algunos casos infecta el ojo. A nivel de este puede comprometer cualquier parte del mismo y producir desde enfermedades leves que no dejan secuelas hasta enfermedades graves que ponen en riesgo o dan al traste con la visión. Los síntomas de una infección ocular por herpes son ojo rojo, dolor, visión borrosa, lagrimeo, sensación de cuerpo extraño, los cuales son comunes para muchas enfermedades oculares. Por lo anterior el diagnóstico de herpes ocular debe ser hecho por un oftalmólogo y una vez realizado éste el paciente debe tener en cuenta que la posibilidad de que los ataques infecciosos se repitan siempre estará presente. El tratamiento del herpes ocular se hace con medicamentos antivirales en ungüento oftálmico, por vía oral o en casos muy agresivos por vía venosa y en algunos tipos de infección se  debe acompañar con esteroides tópicos (en gotas). Cuando las infecciones por herpes se repiten muy frecuentemente es necesario administrar el medicamento de manera preventiva para evitar recurrencias. La enfermedad ocular por herpes puede llegar a ser muy agresiva y dejar secuelas visuales graves que requieran tratamientos quirúrgicos como el trasplante de córnea.