Cirugía Refractiva Lasik

¿Qué es la Cirugía Lasik?

LASIK es una cirugía que reduce la dependencia de una persona que usa lentes, gafas o lentes de contacto al modificar permanentemente la forma de la córnea consiguiendo con esto una visión clara. La cirugía refracta ofrece una nueva calidad de vida, porque se puede tardar, practicar deportes, leer, trabajar sin la necesidad de utilizar anteojos.

¿Cómo funciona?

Antes de la cirugía, se debe realizar un examen ocular completo para confirmar que los ojos estén sanos y sean candidatos para la cirugía. Una vez que se determina esto, el médico realiza unos estudios que miden la curvatura y grosor de la córnea, el tamaño y posición de las pupilas, la forma de los ojos para descartar que no hayan irregularidades que pudieran impedir el procedimiento.

Durante la cirugía ocular con LASIK se utiliza un micro-queratomo para cortar un colgajo de tejido corneas de la capa externa del globo ocular. Se levanta el colgajo para despegar el sitio y con el láser se corrige la forma del tejido corneal subyacente.
Se debe calcular previamente la cantidad de tejido que se debe tratar con el láser.
Una vez que se ha corregido la forma de la superficie corneal, a través del esculpido y evaporación del tejido, el cirujano coloca el colgajo en la posición original y lo fija. No se requiere ningún tipo de sutura.
Un protector o parche se coloca sobre el ojo para proteger el colgajo y evitar que el paciente se restriegue o presione el ojo hasta que haya pasado suficiente tiempo para haber cicatrizado.

_MG_0266
Procedimiento1075135938
_MG_0268

¿Qué pacientes son candidatos a la cirugía?

LASIK es una cirugía correctiva que por lo general se practica en personas que sufren MIOPÍA (visión borrosa a lo lejos), HIPERMETROPÍA (visión borrosa de lejos y cerca), y también puede corregir el ASTIGMATISMO (visión borrosa y distorsionada de los objetos). 
Se tiene que tener una edad mínima de 18 años, debido a que la visión de las personas menores de 18 años por lo general continua cambiando.

Utilizando el rayo LASER EXCIMER se obtienen beneficios de tiempo, pues la intervención dura menos de 10 minutos por ojo.
El paciente no requiere de hospitalización, es decir, es un procedimiento ambulatorio. La única asistencia que se utiliza es un colirio que anestesia la superficie del ojo.
El procedimiento se realiza con la persona despierta.
La cirugía LASIK puede realizarse en uno o en ambos ojos durante la misma sesión.
La estabilización de la visión puede tomar algunas semanas después del tratamiento.
Durante tres semanas por lo menos después de la cirugía se debe evitar la natación, jacuzzi, los hidromasajes, los deportes en contacto, las lociones, las cremas y el maquillaje de los ojos. El médico proporciona instrucciones detalladas al respecto.
LASIK no es recomendable para pacientes con diabetes, embarazadas, artritis reumatoide, lupus, glaucoma, infecciones herpéticas del ojo o cataratas. Quienes sufran de alguna de estas afecciones deben consultar al cirujano.

¿Te gustaría obtener más información acerca de la Cirugía Lasik?